Una obra de arte

La noche estrellada por Vincent Van Gogh

Varios colores oscuros lanzados al lienzo, como Van Gogh cuando descubrió su arte. Así yace mí alma en su eterna crisálida que con colores vivos a veces despierta para disfrutar el éxtasis de un sólo momento.

En ocaciones es todo tan perfecto. Que pudiera morir en un sólo suspiro y revivir a la luz del alba cantando, sintiendo el olor de la tierra fértil que en vano no sembró sus afectos y todo ha sido perfecto porque probaste del fruto que sabe a gloria.

Ya no serás la misma, ni tampooco lo seré yo. Afortunadamente toda muerte lleva consigo la omnipotencia. Ofrezco este lienzo pintado en varios colores, matices difíciles de interpretar, pero que se pueden reconocer con el alma cuando desnuda está.

Es todo una obra de arte esta lujuria que anida en mí pensar, que pudiera reír y en el mismo instante llorar.

Dedicado a todos mis mejores alumnos y maestros de la vida.

Mí vuelo

Y empecé a volar…y me di cuenta que podía hacerlo y me di cuenta que podía irme y tenerme con todo el miedo, pero tenerme al fin.

Aunque no me lleve nada, aunque nada yo sepa y nada pueda saber. Me empecé a ir sin remordimientos, me dejé ir con las alas rotas sin intentar coserlas. Sólo me fui, me fui porque ya no estaba yo y si ya no estoy yo para qué carajos quiero estar?!! Si ya no puedo ser, ya no puedo amar, ya no puedo amarme yo y lo que es peor, ya no puedo abrazar.

No importa cuantas veces alcé el mismo vuelo, no importa si me fui mil veces, tampoco importa la intensidad de mí vuelo. Lo cierto es que cada vuelo sabe distinto. Yo cada vez que me voy me voy distinto.

A veces me voy queriendo volver y otras veces me voy cuando aún no me he ido. En ocaciones me resulta fácil irme y en otras ocasiones ya me he ido desde hace tiempo.

Porque de algo estoy segura. Todos sabemos cuando ha llegado el momento de irse.


La vida en un día

Y al final, cuando te descubres en medio de la nada y nada parece suficiente, cuando te descubres a ti misma sosteniendo la vida propia, sin pensar en nadie, sin contar con nadie sin necesitar de nadie. Cuando te sumerjes en la mirada felina, en las señales que te dan algunas horas. Cuando te preguntas a ti misma y sientes que las respuestas sobran. Porque tú lo sabes todo y haces como si no sabes nada.

Cuando todo eso pasa en un solo día, desde que despiertas hasta que terminas. Cuando te sientes a salvo con tu propio abrazo o te sientes en peligro con tu misma presencia, cuando sientes la sosobra al mirar a un pájaro muerto. Esto es un ejemplo por así citarlo, un pajarillo muerto que te dice mucho, con los ojos entre abiertos y con sus alas muertas. Su propósito truncado (ser libre), su misión talvez ya cumplida. Quien sabe.

A la final la vida está en un sólo día. Esta es la vida, la que tienes en un sólo día. No hay más. Tomas el café algo frío y lo calientas. O al revés, está demasiado caliente y lo enfrías. Con suerte lo tomas en su punto exacto sin tener que hacer nada de lo anterior. Después de ese instante todo es efímero y todo es incierto. Nada es justo, nada es completo. Todo cambia en segundos y nada es para siempre….ni el beso más sincero, ni el deseo más voraz, ni la caricia más divina.

La sensación de que hay algo más te invade y el deseo de salir corriendo te acecha, la certeza de que algo está por venir te excita, te exhalta, te mueve. Mientras tanto adormeces en silencio, hilando en tu interior. Pensando en el golpe final qué te hará perpetuarte como algo divino, del más allá.

La vida está en un sólo día. No hay más.

Evelyn J. Bassanini

El ruido y el silencio

Necesitamos el ruido para vivir y sentirnos seguros. El ruido puede salvarnos pero no despertarnos, enamorarnos pero no enseñarnos a amar. El ruido te puede hacer famoso, pero con el mismo ruido te puedes hacer esclavo de tu fama. El ruido te distrae. Ya lo dijo Facundo Cabral, “No estás deprimido, estás distraido”. En el ruido permaneces protegido y engañado. Te gusta el ruido porque temes escuchar a tú alma, a tus células y a tus demonios.

Cuando logras escuchar a tú alma consigues parar y el ruido exige movimiento, cuando escuchas a tus células, empiezas a entrar en contacto con lo opuesto a la vida.. Porque en el ruido le cantas a tus células y te pones una venda en los ojos que te hacen creer que eres inmortal.

Las células son igual a la tierra, necesitan historia pero también dolor, porque la historia trae consigo el daño. Cuando te alimentas de ruido sólo escuchas lo que todos desean escuchar, una falsa información. Nuestras células no son inmunes a la historia que cargamos, están deprimidas y están distraídas.. esperando que tengamos un acto de amor hacia ellas. Pero en el ruido esto es imposible, cada uno se mata como quiere.

Cuando escuchas a tus demonios prefieres entretenerlos con ruido. Te envuelves en pieles y dices falsos te amo. Cuando escuchas a tus demonios te das cuenta que eres mala persona y no sólo el buen ser humano que el ruido te hace creer que eres. Te descubres equivocado en tu proceder, te descubres egoísta, te descubres pretencioso, te descubres siendo a veces un mal hijo y otras un mal padre, te descubres infeliz y te descubres sediento, si no fuera por nuestros demonios no podríamos sobrevivir, no podríamos avanzar.

Los demonios vienen y se sientan con nosotros una mañana cualquiera mientras tomamos el café, mientras nos trasnochamos intentando dormir, cuando despiertas las 3 de la mañana, cuando te tumbas en el sofá a hacer una pequeña siesta, mientras te duchas y miras hacia arriba dejando caer el agua en tu rostro.Tus demonios te sacuden queriendo salir, queriendo que los ames, pero sólo debes contemplarlos y no permitir que te asusten. Jamás debes enamorarte de tus demonios.

Pará quienes no soportamos el ruido, disfrutar del silencio es como tener un orgasmo. De repente sientes tus dedos de los pies estirarse y los sientes flotando, tu pelvis elevarse como si de un exorcismo se tratara.

No amas en el ruido, amas en el silencio. Para estar en silencio no necesitas callarte, necesitas escucharte.

Soy

soy

Soy Vida                Soy Alma                   Soy Verso                    Soy Diamante

Soy Amor              Soy Inspiración       Soy Poema                   Soy Rosa

Soy Beso                Soy Belleza               Soy Mirada                   Soy Perla

Soy Deseo              Soy Locura                Soy Llanto                    Soy Valor

Soy Hija                  Soy Fuerza                Soy Sonrisa                  Soy Amada

Soy Suficiente      Soy Fragilidad           Soy Poder                    Soy Capaz

Soy Infinita           Soy Sueño                   Soy Instinto                Soy Libre

Soy Misteriosa      Soy Luchadora          Soy Divertida              Soy Única

Soy Valentía          Soy Protección          Soy Amable                 Soy Batallas

Soy Cuerpo            Soy Mía                      Soy Trabajadora         Soy Todo…

Soy Mujer.

Crónicas de un beso

 

Y entonces me besó…
beso

 

Fijó sus ojos en mis labios intentando hipnotizarlos,

sentí el deseo en carne viva dilatando mis espacios.

La distancia era tan corta entre sus labios y los míos,

que a cada aliento suyo yo le hacía el amor con el mío.

Me miró a los ojos como imanes que a las carnes atraían,

respiraba en mis mejillas susurrando enmudecida…

No te marches todavía, quiero besarte amada mía!.

Violé su boca con mis dedos sintiendo el roce humedecido

hurgando en su garganta con la sal de mis tejidos,

sentí sus dientes de caníbal que cortaban cual cuchillos.

Lamí mis dedos con lujuria saboreando sus fluidos,

la tomé por la cintura aprisionando sus quejidos

y desnundando su mirada que gritaban amor mío!

Cerré mis ojos color noche……..

y entonces me besó.

 

 

 

Celebro tu vida

evedos

Por la mirada,

la mano amiga

y el cobijo rodeando mis hombros.

Por el silencio comprendido,

la palabra en melodía de aliento

y la complicidad transformada en secreto.

Por la pauta en esperanza,

la tristeza vuelta empatía,

la amistad y la sonrisa.

Por el postre que endulza la boca,

y por la boca que esquiva se plasma en un beso.

El beso suave que socava el ser,

por el futuro que promete, y el techo que 

refugia.

Por el color de la noche que envuelve tú pelo,

Por la inocencia que cautiva al amar lo que amo.

Por compartir la mesa y el café de atardeceres,

por tus oídos que capturan y por tu alma que es tan blanca,

por la fuerza que levanta y el miedo que acaricias.

Por la palabra que aterriza,

por tu piel que me conmueve y tus pechos que me arrullan.

por tus dedos que me trazan,

por tus muslos que se abren y tú gloria que me eleva.

Por la esencia que rescatas y el baile que se danza,

por la risa que regalas y la feminidad que entregas.

Por el tiempo que no engaña y la verdad que se revela.

Te celebro la vida……….Te celebro la vida

M.

Los infortunios de la virtud

los infortunios de la virtud

{Si cumplo con mi deber, sólo me es lícito esperar sufrimiento y dolor. Porque no hay felicidad sin violación, sin ruptura de los límites que impone la represión del deseo}. Y, parece deducir Sade, si el comportamiento sexual humano es el más salvaje y primitivo, debe estar sazonado por la crueldad que caracteriza a las ansias primarias de dominación y sujeción, de dominio y esclavitud.

Marqués de Sade.